Ojo de agua

A quienes hasta aquí han llegado por cualquier camino, les invito a echar una mirada a este, mi sitio de refugio.  Aquí encontrarán una mirada del mundo desde otro lado, un lado en muchos casos, no aceptado por la mayoría.

Desnudarme y exponerme ante cualquier mirada, de manera tan completa, no ha sido fácil, pero he decidido asumir el riesgo de descubrirme y dejar ver lo que hay dentro de mí: mis luces y mis sombras, mis dichas y desdichas, mis miedos y esperanzas, mis certezas, mis dudas y mis fantasías.

A quienes me acompañen en esta aventura, mi gratitud sincera.

Gloria Inés Escobar Toro. Una caminante más de estas tierras.