6

Toda muerte es siempre una muerte doble. Una personal y una colectiva. Tú moriste y ya no estuviste más para nosotros, pero al mismo tiempo, cada uno de los que habitábamos en tu memoria dejamos de existir para ti en el momento exacto que cerraste finalmente los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *