Ellas

Caminaba sin dificultad montada sobre unos tacones muy altos que la hacían ver más espigada de lo que en verdad era. Sus piernas largas y delgadas estaban expuestas casi por completo pues la minifalda roja que llevaba puesta escasamente le cubría un poco más abajo de sus caderas. Su torso se dibujaba con gran fidelidad bajo una blusa elástica de color negro y generoso escote. Su cuello blanco sostenía una cadena cuyo dije era una especie de saeta plateada que apuntaba sin equivocación al nacimiento de sus pechos. Su cabello dorado, largo y lacio caía sobre sus hombros libremente. Sus brazos desnudos terminaban en unas manos bien cuidadas de uñas muy largas. En su rostro, sepultado bajo una capa gruesa de maquillaje, se destacaban sus labios brillantes y rojos así como sus ojos enmarcados por unas cejas repintadas y unas enormes pestañas que parecían pesar una tonelada por las numerosas capas de rímel puestas sobre sí.

Iba a encontrarse con un amigo.

No llegó a su destino. Fue arrastrada por un hombre que amparado por la oscuridad, la derribó con fuerza, le arrancó su ropa interior y la agredió hasta quedar saciado.

Vestía de negro de pies a cabeza. Caminaba sepultada bajo una túnica amplia que ocultaba su cabeza, su rostro, su cuerpo. Parecía, como muchas, un fantasma, una aparición, una condenada camino al cadalso. El único pedazo de piel que dejaba ver era el de sus manos. Ni siquiera sus ojos podían verse porque una rejilla de tela los cubría. Su figura resultaba un total enigma para los ojos ajenos. Caminaba con afán junto a las otras que como ella, parecían sombras chinescas en medio de una puesta en escena. Bultos negros diferentes solo por el tamaño. Bultos negros sin edad, sin gestos, sin identidad.

Iba a visitar a su hermana enferma.

No llegó a su destino. Al cruzar por una calle estrecha y solitaria, la última que le faltaba para llegar, fue agarrada por un hombre quien después de golpearla, le desgarró su ropa interior y la agredió hasta saciarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *